La resiliencia del turismo valenciano

3 oct 2020

La resiliencia del turismo valenciano: supera a Andalucía y Canarias y se posiciona como tercer destino durante la pandemia.

La Comunidad se situó en el mes de agosto solo por detrás de Cataluña y Baleares en la llegada de visitantes internacionales, con una caída nueve puntos inferior a la media española. El primer mercado ha pasado a ser Francia, con una cuota del 48%.

La Comunidad Valenciana ha conseguido durante la pandemia lo que parecía imposible en los últimos años del boom de visitantes británicos: superar a Canarias y Andalucía y convertirse en el tercer destino turístico del país para los extranjeros en plena temporada alta, el mes de agosto. Cierto es que se trata de un escenario de debacle absoluta, con una caída generalizada en España del 75% en el número de visitantes internacionales (en el acumulado del año se ha pasado de 58,1 millones a 15,7), pero también respalda la tesis de los empresarios valencianos de que la demanda hacia la región sigue intacta y existe una percepción de cierta "seguridad" respecto a otras regiones.

La noticia se produce, además, pese a la caída del principal mercado internacional para la región, Reino Unido, que ha impuesto una cuarentena generalizada a España desde este verano. En el acumulado de los ocho primeros meses del año el visitante extranjero más importante pasa a ser el francés, con una cuota del 48%, seguido por el británico, que en prácticamente dos meses con posibilidad de viajar ha acaparado el 11,6% de los turistas internacionales.

Este resultado ha sido posible gracias a que, en general, la Comunidad Valenciana cayó menos en agosto que otros destinos considerados turísticos. Así, y aunque Cataluña mantuvo la primera posición del podio, lo hizo con 459.271 visitantes, el 18,8% del total, pero con una caída del 80,6% respecto al mismo mes del año pasado. Los principales países de residencia de los turistas de esta comunidad fueron Francia (con el 55,2% del total) y el agregado de resto de Europa (14,6%), según los datos recogidos por el Instituto Nacional de Estadísica (INE) y que recoge Europa Press.

A Cataluña le siguieron Baleares, con 453.794 turistas, el 18,6% del total y una caída del 79,9%, y la Comunidad, con 430.092 turistas (el 17,6% del total) y una disminución anual del 66,2%. El descenso en España fue del 75%, es decir, casi nueve puntos más que el dato valenciano. Esta clasificación varia en el acumulado de los primeros ocho meses del año, en el que Andalucía sí mantiene la tercera posición, con 2,3 millones de visitantes y una caída del 72,6%.

POLONIA Y LOS CORREDORES SEGUROS
Pese a esta resiliencia, la temporada baja estará marcada por la incertidumbre. Por un lado, porque el peso que ha ganado el turismo nacional se ha traducido en un cambio de tendencia a la hora de contratar, con un gran incremento de reservas. Por otro, porque buena parte de la desestacionalización depende de Reino Unido, que hoy por hoy tiene en cuarentena a España.

En este sentido, el Gobierno británico ha mostrado su disposición a abrirse a determinados destinos insulares, como las islas griegas, algo que el Ejecutivo español pretende aprovechar para negociar corredores seguros con lugares como Canarias. Los empresarios valencianos han exigido, tanto a título particular como con el apoyo del Consell, que la Comunidad entre en esta ecuación al considerar que los datos sanitarios son muy positivos.

El reciente anuncio de Bélgica de que volverá a permitir los viajes a la Comunidad Valenciana, así como la apertura de fronteras desde Polonia, abre un escenario optimista para el sector turístico, quien esta semana se ha mostrado convencido de que el mercado británico podría reactivarse a finales de este mes.

Origen: El Mundo: https://www.elmundo.es/comunid...

Suscríbete a nuestra newsletter